PALABRAS AL SUR DEL MUNDO

Vienen desde el Sur, llegando tímidamente, esperando quedarse en vuestros corazones

Encanto Azul

Encanto Azul
Blog sobre John Barrowman

18 julio, 2006

Luz

Cerré los ojos. Eso hacemos los tontos cuando estamos tristes. Y así sólo entendí "oscuridad". ¿Cómo encontrar el camino cuando cerramos los ojos?
Pues... aprendí, o mejor dicho, recordé que escuchando con el corazón... hablando... pidiendo ayuda...
La tristeza se me filtró por los poros, no pude contenerla... porque se trata "sólo" de tristeza, por algo que no tiene remedio y que sólo tengo que "aguantarme"...
Se acerca mi cumpleaños, el próximo 22 de julio cumpliré 36. ¡Hey! No estoy triste por cumplir años (adoro cumplir años), pero éste será mi primer cumpleaños sin la que me hizo empezar a cumplirlos... y aunque se siente la ausencia de Rosita (mi vieja) en todo momento, estos días la siento más. Quería tener a toda la familia reunida en un festejo, pero no podrá ser, mi hermano tiene otro compromiso y no podrá venir... y todo suma, entonces... bueno, esta pequeña hada no pudo seguir aleteando...

- Tink!, ¿cómo te atreves a beberte mi medicina?
Ella no contestó. Ya estaba tambaleándose en el aire.
-¿Qué te ocurre? -exclamó Peter, asustado de pronto.
-Estaba envenenada, Peter -le dijo ella dulcemente-, y ahora me voy a morir.
-Oh, Tink, ¿te la bebiste para salvarme?
-Sí.
-Pero, ¿por qué, Tink?
Las alas ya casi no la sostenían, pero como respuesta se posó en su hombro y le dio un mordisco cariñoso en la barbilla. Le susurró al oído:
-Cretino.
Luego, tambaleándose hasta su aposento, se tumbó en la cama.
La cabeza de él llenó casi por completo la cuarta pared de su pequeña habitación cuando se arrodilló angustiado junto a ella. A ella le gustaban tanto sus lágrimas que alargó un bonito dedo y dejó que corrieran por él.
-¡Tu luz se va apagando, y si desaparece del todo eso significará que has muerto! Tu voz es tan débil que apenas puedo comprender lo que me dices... dices... ¡Me dices que piensas que podrás curarte si los niños creyeran en las hadas!
Y Peter cerró los ojos y habló al cielo
-¡Niños! ¿Creen ustedes en las hadas? Digan rápido que sí, que creen en ellas. Si ustedes creen en las hadas, ¡aplaudan! No permitan que Tink muera...


Gracias por aplaudir, gracias por haber susurrado en la oscuridad y haberme dado una mano allí. Gracias por tomarme de los hombros y acompañarme como lazarillos. Gracias por las palabras serenas que me invitaron a abrir los ojos. Gracias por secar mis lágrimas. Gracias por ese abrazo que se incorporó a mi alma (tan fuerte, fuerte, fuerte...).
Luego de una larga jornada recibiendo muchísima ternura desde todas partes de este planeta, encontré un ramo de Fresias en manos de mi "Faro del Sur del Mundo", junto a una dulce sonrisa de mi "estrellita pequeña". Y llegué al fin a Casa.

Ahora vuelvo la vista atrás y sólo veo hogueras que en la oscuridad fueron mis estrellas.
La tristeza no desapareció, pero no es oscura, no es amarga... Sé que Rosita y Mingo, mis adorados viejos, miran a todos cuantos me acompañaron y acompañan con una gran sonrisa, porque saben que mis amores nunca me dejan sola.
Un beso a cada uno de ustedes, vaqueros queridos y otro para mis tesoros del Sur del Mundo.
Los quiero...

9 comentarios:

Mar del Norte dijo...

Todo suma, si.. Cuando planeamos algo y no sale.. mmmss.. Los que faltan nos miran desde el otro lado y nos echan una mano más de lo que creemos...
Ana querida, ánimo, mil ánimos desde este norte a tu sur, a ti, a todo lo tuyo...
1beso

pon dijo...

Ana, cuando me siento mal, cuando estoy perdida, cierro los ojos y siento la mano de mi padre cogiendo la mía, como cuando era pequeña.
Cierra los ojos, Ana, ciérralos; duele, ya sé, duele mucho, pero la mano que coge la tuya te lleva por el camino correcto. Y te da calor y fuerza para seguir.
Un abrazo enorme, muchacha.

Alas dijo...

Mi Anita querida, no sólo encontraste la luz, también la repartes entre quienes nos perdemos en la belleza de tus gotitas de rocío, la tuya es una tristeza que todavía desconozco, pero que me estremece y hace crecer mi admiración por tí, ha de ser cosa de hadas y mariposas azules...

Te quiero muchísimo también amiga, gracias por no cerrar los ojos a la luz...

un-angel dijo...

Así te quiero ver, mi flor de Sur del Mundo. Desde que te conocí no he parado de aplaudir, porque me has hecho creer en las hadas, para siempre...y tu sabes como te comprendo yo en esto porque también está muy reciente, porque te parece que no vas a salir del dolor pero sales, y también duele salir, porque salir implica un poco olvidar, y eso es lo único que no queremos, porque ¿qué nos queda más que los dulces recuerdos?...pero salimos poco a poco, porque los que ya no están aplauden por nosotros, igual que los niños aplauden a las hadas, ellos aplauden porque continuan creyendo en nosotros, creen que lo vamos a hacer bien y vamos a merecer la vida que nos dieron haciéndola lo más hermosa posible...
...¡uff, si me he puesto a llorar, mi Ana querida!... pero sigo aplaudiendo, porque creo en ti, porque creo en mi y porque creo en todas las cosas buenas y honradas de este mundo...
Un beso muy grande, y siempre así, siempre LUZ...

Ana desde el Sur del Mundo dijo...

Y yo también he terminado por soltar las lágrimas contenidas, porque los leo y la siento conmigo, juraría que está parada a mi lado, tomándome de los hombros, como solía hacerlo.
Sé que sonríe ante vuestros comentarios, a ella le hubiera gustado esta manga de locos de la que soy parte...
Y como dice la canción de Alex Ubago "Aunque no te pueda ver"
"...sólo quiero hacerte saber
Amiga, estés donde estés,
que si te falta el aliento
yo te lo daré
si te sientes sola
háblame, que te estaré escuchando
aunque no te pueda ver..."
¿Te acordás Angel querido que cuando recién nos conocimos y vos tuviste un día gris te envié estos versos?
¿Es casualidad que suene esa canción justo ahora cuando llegan estas palabras tan hermosas?
No, nada es casual... me siento tan contenida, tan cuidada, tan sentida por todos que no puedo menos que dar las GRACIAS enormes...
Besos. Muchos.

Dalia dijo...

Hoy llego tarde, disculpa Anita, problemas de trabajo.

Estoy muy feliz que vuelvas ya, hada llena de alegría y de campanas como Campanita, entiendo tu tristeza, yo tengo a mis padres vivos pero igual vivo muy lejos de ellos y les veo muy pocas veces al año, por eso cuando Jack dice: "a veces te extraño tanto..." sus palabras siempre me hacen llorar, extrañar es un verbo que está presente en mi vida diaria.

Pero a tí no quiero extrañarte mi amiga de alas plateadas así que ANIMO, TE QUEREMOS MUCHO.

Tu amiga del norte del sur.

Dalia dijo...

Por cierto, Peter Pan es mi cuento favorito.

SOLO MAX dijo...

Ningún tiempo que pase, por largo que sea nos libra de esas tristezas por la ausencia de los que amamos. Al final aprendemos a vivir con su falta, pero hay dias que no es facil.
Afortunadamente "love is all around" como bien decias, y en tu caso está claro que eres muy querida. Te quieren desde cerca y desde lejos. Te llueve amor del norte y del sur.
Volviste.

Lobogrino dijo...

Felicidades!.
No sé que decirte que no hayas dicho tú ya.
Nadie te puede quitar lo que os habéis amado.
Ese es el gran regalo de la vida: lo que amamos y lo que nos aman los que amamos.
Un abrazo fuerte y entrable, amiga.

Un Hada Azul

"Gossamer Moondancer"
Mensajera bailarina de la luna... con alas azules

Al Otro Lado del Río...

Al Otro Lado del Río...
Río de La Plata desde Montevideo

El Sauce en el Río Color de León

El Sauce en el Río Color de León
Delta de "El Tigre" - 10/03/2007

Gracias por tu visita