PALABRAS AL SUR DEL MUNDO

Vienen desde el Sur, llegando tímidamente, esperando quedarse en vuestros corazones

Encanto Azul

Encanto Azul
Blog sobre John Barrowman

09 septiembre, 2007

Inusual

Todos los días el cabello atado, todos los días el mismo perfume a flores dulces, todos los días la ropa bien planchada y el calzado de turno, inmaculado. Cada vez en silencio, absorta en sus propios pensamientos y preocupaciones, musitando un breve "Buenos Días" cuando no le quedaba más remedio.
Todos los días. Así...
Pero hubo una fiesta familiar en domingo, una fiesta que la retuvo hasta la madrugada y que la obligó a acostarse demasiado tarde. O temprano. Según quien viera la situación, claro.
En definitiva aquel día no fue como otro día, porque fue el día en que ella se quedó dormida. Y la ducha fue veloz, la ropa no fue vuelta a planchar antes de salir y el cabello fue suelto, secándose con la brisa estival. Así esos rizos estirados cada día, hoy lucían salvajes y libres.
Entró al ascensor mordiendo la hebilla con la que intentaría sujetar su pelo, hasta que tuviera tiempo de hacer su acostumbrado rodete. Iba mordiéndola mientras trataba de acomodarse...


Cada mañana salía con los minutos contados. Se levantaba con los minutos contados. Poco atento al reloj, pero conciente de que podría haber salido más temprano para estar más tranquilo. Entendámonos, tampoco era que le importara demasiado... unos minutos antes, unos minutos después, no había diferencia: la oficina iba a estar esperándolo en el mismo lugar que ayer y que el día anterior. Y sería igual mañana como el día que le siguiera después.
Siempre.
Pero este día fue distinto. Una fiesta en el piso de arriba no lo dejó pegar un ojo en toda la noche. En realidad la fiesta terminó en algún momento de la madrugada. Tarde. O temprano, según quien lo viera, claro. Y para ese momento ya no pudo dormir más, inusualmente se puso a ver la televisión mientras devoró una bolsa de cereales de chocolate... sus favoritos.
Así que aquella mañana salió con tiempo: se había dado una buena ducha y no se sentía cansado... cuando pasó por el kiosko de revistas, compró el diario y en una banca de la plaza se sentó, tranquilamente.
Faltando pocos minutos para las 9 de la mañana, entró al edificio distraido, ojeando aún las noticias deportivas, prestando la mínima atención a las puertas abiertas del ascensor, se deslizó dentro...

Luján perdió el equilibrio y la hebilla cayó de su boca. Apenas pudo asirse de las barandillas que rodean la cabina del ascensor, evitando caerse. No así su cartera de papeles, que se desparramaron por el suelo.
Emiliano terminó con el diario aplastado contra su cara y una mancha negra tiñó su nariz y cuando iba a soltar algún insulto, vió lo que su descuido había conseguido: una chica con una melena enmarañada tratando de juntar un montón de papeles desparramados. Y ese aroma. ¿qué es ese aroma? ¿flores? ¿gardenias? ¿podía ser que ella oliese a gardenias, la única flor que él reconocía entre todas las flores?
Dejando a un lado el diario ayudó a la chica a juntar su papelerío:
- Mil disculpas, por favor.
- Mse. Está bien, yo también estaba distraida.
- ¿Trabajás aquí?
- Si. - e involuntariamente continuó - En el quinto piso - enseguida se mordió el labio inferior: se había dejado llevar por una conversación.
- Oh, yo también trabajo aquí, pero en el noveno piso. Nunca te vi antes... ¿hace mucho que...- pero no pudo terminar la pregunta. El ascensor se había detenido en el piso cinco y la chica, los papeles desordenados que se desbordaban de sus brazos, junto a otras personas bajaron sin darle oportunidad de seguir la charla.
Cuando las puertas del ascensor se cerraban, Emiliano juraría que ella lo estaba mirando.


"Gardenia" Andrea Stark

5 comentarios:

un-angel dijo...

mmmmm... momentos inusuales que provocan encuentros, encuentros que de otro modo no se habrían producido...
Maldición, ¿porqué le he puesto rostro a esa mujer con el cabello suelto en la brisa de verano?
Me ha gustado, es cálido... es aromático, me gustan los olores de ella, ropa recien planchada, flores...me gusta imaginarla con el corazón algo acelerado y la horquilla entre los dientes mientras pelea con su pelo y de pronto, ese escudo de autodefensa del que solía armarse para entrar en la oficina, hecho pedazos en el suelo ante la mirada del desconocido...
¿seguirá, mi hada?
Un beso grande

Dalia dijo...

ay huele bien... sigue Hada... sigue que yo espero pacientemente :)

devezencuando dijo...

Ahhh!!!...Un día como cualquier otro pero con una nueva posibilidad...

¿La mirada irá más allá del ascensor?

Dark Angel dijo...

.... oyeme, que no recordaba la narrativa de esta hada hermosa, pero ha resurgido de la mano de sus personajes con una fuerza enorme que nos ata y envuelve a todos lo que llegamos por esta hoguera....
ahhhh y fijate que me he dado cuenta que Fausto no juega como lo hace Suky.... el simplemente observa y observa su noche oscura..... se parecerá a su dueño?
UN beso enorme hasta tu lejana galaxia

JackfknTwist dijo...

La magia escondida en la rutina de cada día contada por la pluma-varita del Hada Vaquera...

Hermoso comienzo? O...

Besos sanadores,

JfT

Un Hada Azul

"Gossamer Moondancer"
Mensajera bailarina de la luna... con alas azules

Al Otro Lado del Río...

Al Otro Lado del Río...
Río de La Plata desde Montevideo

El Sauce en el Río Color de León

El Sauce en el Río Color de León
Delta de "El Tigre" - 10/03/2007

Gracias por tu visita