PALABRAS AL SUR DEL MUNDO

Vienen desde el Sur, llegando tímidamente, esperando quedarse en vuestros corazones

Encanto Azul

Encanto Azul
Blog sobre John Barrowman

20 marzo, 2007

Un Tesoro de los Tiempos que Corren

No sé dónde escuché por primera vez la frase "esta es una buena época para estar vivo"... Tampoco recuerdo si quien lo decía lo hacía en un ámbito futurista o si hablaba del pasado o quizás del presente...

Este presente plagado de injusticias, de locura e insania... también es una buena época para estar vivos... Porque a pesar de todo lo malo, hay muchas cosas interesantes para ver, sentir, vivir... La comunicación es una de ellas... el tiempo vuela desde que estamos en medio de las comunicaciones y más pronto se conecta el hombre, más pronto sucede todo... La evolución histórica del siglo XX es de una aceleración impresionante en comparación con los siglos previos... jamás el hombre fue cambiando tanto, saltando de etapa en etapa, superándose... y pudriéndose también, claro... eso nunca queda de lado, eso no cambia, desgraciadamente... es la constante humana: su lado flaco, ambicioso y tonto que le hace perder brillo a tanto más que podría lograr... En fin, lamentos aparte, las comunicaciones en los últimos tiempos son aún más impresionantes... Y como cualquier vendedor ambulante podríamos decir que "en la cartera de la dama o la billetera del caballero", la comunicación es parte de nuestro momento a momento: el "celu" (como se lo conoce aquí), "telefonito" (como le decía mi vieja, que tuvo el suyo antes que yo...) o "móvil" (como le dice cierto ángel que conozco...) va con nosotros a todas partes.

Y es tanto una bendición como una desgracia por cierto... antes salíamos de casa y hasta el trabajo nadie nos volvía a encontrar… o te ibas de vacaciones y nadie te jodía la paciencia (por decirlo “elegantemente”)… pero ahora suena el aparatito y te preguntan “por dónde andás?”; o estás en la playa, bajo la sombrilla y disfrutando del azul del mar cuando un sonido discorde a la “armonía vacacional” te devuelve a tu ciudad, a tu oficina, a tu jefe que te llama para preguntarte dónde carajos dejaste el informe ¡que le entregaste en mano antes de irte! Hecho que recordará recién cuando ya te llamó…


Si, todo esto “antes” no pasaba… pero el celu también tiene su cosa bonita, su inmediatez para contar alegrías, su rapidez para decir pronto “lo siento”, sus posibilidades de alcanzar en un “plis plas” las distancias más lejanas… Puede provocar sonrisas o caras serias... Doy Fe de ello, por experiencia propia y por observación: los días viernes por ejemplo, cuando al atardecer regreso en el tren, en el trayecto se suceden por lo menos 15 tonos, politonos, mp3 y etcéteras… todos diferentes. Y a veces escucho conversaciones o sencillamente veo rostros sorprendidos, sonrientes o incrédulos, que con velocidad responden a través de los teclados… Los viernes son un clásico de comunicación vía SMS, Short Message Service, el gran invento de los últimos años…

Pero el celu puede ser mucho más… A MI me “puede decir” mucho más… Desde los sonidos que elegí, pasando por la forma que lo dejo sonar en cada lugar donde estoy, hasta lo que me provocan sus mensajes en la pantallita… SIENTO a través de cada detalle. “Eres” de Café Tacuba, canción que le dedico a mi Ariel, es el politono que tengo configurado para cuando suena una llamada…

Conservo los SMS que me emocionaron: algún saludo especial, algunas palabras que llegaron en un momento oportuno, algo que tal vez personalmente no se pudo decir pero que un mensajito pudo decirlo mejor, un “te quiero” dicho por vez primera… De tanto en tanto los miro, recuerdo y sonrío…

Y un llamado, ya sea que suene el politono, vibre el celular (o ambas cosas), hace unos meses que también puede ser un saludo desde una graaaaaan distancia… Suena, sólo suena, no debo atender, sólo veo quién llama y dejo repicar el teléfono pues ESA es la comunicación: me dice sencillamente “Hola” o “Aquí estoy” o “Hasta mañana”… Y claro que yo respondo de igual forma, entonces el sentimiento es mutuo…

Así es que en el día a veces sonrío sin razón aparente, porque leí un “Te Amo” que me envió mi Fauno, tan sólo “porque sí”; o el celu sonó y sonó justo en un momento complicado y con su repique yo sonreí contra toda adversidad…

No es de extrañar que ese aparatito sea PARA MI un pequeño tesoro, que a veces basta con tener en las manos para SENTIR que esta Hada nunca está sola, aún cuando el mundo parezca desértico…

10 comentarios:

JackfknTwist dijo...

La tecnología de la comunicación es maravillosa. De no ser por ella, jamás te hubiera conocido, Hada Vaquera.
Cuando eramos niños jugábamos a comunicarnos con dos latas unidas por un hilo largo, te acordás?
El deseo siempre estuvo...

hermes dijo...

Un mundo nuevo y fantástico se abrió ante nosotros, lleno de posibilidades y oportunidades que antes desconocíamos, pero como todo en esta vida, de ello podemos hacer un buen o mal uso, eso ya depende de nosotros.

Un beso hada simpática.

Dalia dijo...

bueno, paradojas siempre ha habido y siempre las habrá... al menos podemos aprovechar lo mejor ya que nos jode con lo peor...

Para mi, nada como despertarme con la dulce voz de Jared Leto y su guitarra cuando mi nokia me despierta, o tomarlo para ver un mensaje y ver la sonrisa de Jack Twist, vale la pena...

Anónimo dijo...

esa tecnología que cada día se acrecienta, y que hoy ya no podemos estar sin ella, como dijo JFT, mira que te hubieses perdido de conocerle a él y poderle disfrutar siempre que querais y a cuantas personas mas...un beso



ro

JackfknTwist dijo...

Hey Vaqera!!

Qué lindo! Gracias!
Beso,
JfT

un-angel dijo...

Cuando debajo del frío armazón de la tecnología se esconde el corazón de los que amamos, desaparece toda frialdad y esos cacharritos se transforman en objetos cálidos y queridos, que nos traen desde lejos la voz o simplemente el latido de aquellos que no tenemos cerca. Las fuerzas que dirigen nuestros destinos no suelen aceptar la oferta de intercambiar años de vida por el acortamiento de distancias físicas , de manera que el mejor recurso que tenemos para sentirnos un poco más cerca es este...por eso, Señor, gracias por el teléfono móvil, Amen.
Un beso mi hada.
...

pe-jota dijo...

Nos ha robado gran parte de nuestra independencia, pero también han facilitado nuestra comunicación de una forma rápida, aunque yo soy de los que lo apaga en su tiempo libre, sólo por eso, para sentirme libre.

Daniel dijo...

Y a mí, que todavía uso un walkman con casetera, cuando voy en el ómnibus, no me dejan escucharlo con la interferencia que provocan los celulares.
Será cuestión de tiempo, hasta que me pueda comprar uno con MP3.
Pero, qué rápido cambia todo...

cristina dijo...

No sabes cuanto te entiendo Ana del Sur.
Antes cuando oía decir que llevar un celular era llevar una terminal encima no dejaba de sorprenderme la cosa, no lo entendía. Hoy lo entiendo perfectamente, parece que llevara mi casa encima, que indicara donde estoy yo y todo de mí... A través de él recibo fotografías hechas con todo el cariño del mundo, mensajes que me recuerdan que alguién piensa en mi... Pero lo mejor, me permite hacer lo mismo, ofrecer mi persona en ellos y agradecer ese recuerdo...
Yo llevo 14 meses alucinando con mi ordenador y mi móvil. En esta sociedad, parece, tan individualista y a falta de corazón todo esto nos ha dado comunicación y calor.
Gracias por estar al otro lado.

Cyllan dijo...

Pero que hermoso eso de dejarlo sonar y no cogerlo, y estar con el que llama así... Yo también adoro la tecnología, sus posibilidades de acercamiento entre las personas son lo mejor.

Un Hada Azul

"Gossamer Moondancer"
Mensajera bailarina de la luna... con alas azules

Al Otro Lado del Río...

Al Otro Lado del Río...
Río de La Plata desde Montevideo

El Sauce en el Río Color de León

El Sauce en el Río Color de León
Delta de "El Tigre" - 10/03/2007

Gracias por tu visita